¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Toda página web necesitará al menos algún análisis en algún momento y tal vez algunos ajustes para que siga funcionando como debería. Afortunadamente, hay algunos síntomas que pueden indicar problemas y un rendimiento bajo. Todos estos elementos se pueden arreglar o mejorar para dar un impulso al sitio y generar mejores resultados.

 

Aquí tienes algunas de las señales a las que estar atentos más comunes.

 

Tasas de conversión bajas

 

Cuando se trata de evaluar un sitio web o blog, hay cantidad de diferentes tasas de conversión que pueden ser aplicables. Por supuesto, cada cual debe tomarse en el contexto de los objetivos de tu sitio y lo que estás tratando de lograr para determinar qué tasas de conversión son más relevantes para ti. Algunos ejemplos de tasas de conversión:

  • De visitas a ventas
  • Visitas a suscriptores
  • Visitas a descargas
  • Visitas a registro a newsletters
  • Visitas a preguntas en el apartado de contacto
  • CTR en anuncios

 

Si tus tasas de conversión disminuyen, es posible que debas realizar algunos ajustes para mejorar el rendimiento. Para tener un impacto efectivo en estos problemas, deberás identificar la causa del bajo índice de conversión y mejorar en esa área en particular. Por ejemplo, si tu blog recibe muchos visitantes pero no suscriptores, puedes probar cambiando la ubicación del enlace de suscripción RSS a una ubicación más destacada, ofreciendo suscripciones de correo electrónico además de RSS, ofertando un feed completo en lugar de extractos, incluyendo un breve mensaje antes o después de las publicaciones que fomentan una suscripción, o centrándote en crear contenido altamente enfocado que atraiga a tu público objetivo.

 

Poco tráfico

 

Si bien el tráfico no es fácil de conseguir, es el alma de muchas webs. Si la tuya no tiene mucho, tal vez necesites evaluar el SEO.

 

Para solucionar el problema, es posible que tengas que realizar algunos cambios básicos en la codificación del sitio, crear nuevas páginas que estén optimizadas para término de búsqueda específicos, crear algunos enlaces, o tal vez necesites un nuevo comienzo al rediseñar el sitio para que sea más más indexable.

 

Tasa de rebote alta, visitas de página bajas por visitante y pocos visitantes recurrentes

 

Todos estos son signos de que no retienes visitas. Esto depende en gran medida de algunos detalles de tu sitio y sus fuentes de tráfico. Si recibes un alto porcentaje de visitantes de las redes sociales, estos números serán poco espectaculares. Los visitantes que provienen de otras fuentes, como un enlace de otro sitio que te recomienda, deberían quedarse un poco más de media.

 

Un alto porcentaje de tráfico de una fuente única

 

Sin importar de dónde provengan tus visitas (Google, redes sociales, PPC, etc.), la diversidad es necesaria para la seguridad. Si tienes un porcentaje inusualmente alto de sus visitantes de Google, un cambio de algoritmo o una penalización inesperada podrían tener serias implicaciones. Con una mayor diversidad de tráfico, el impacto será menos significativo y se beneficiará de una mayor seguridad.

 

Estos son solamente algunos factores pero seguro que a ti se te ocurren más. ¡Cuéntanoslo!

Share This